Más de 37.000 hectáreas de olivos localizadas en 77 municipios de la comarca del Bajo Aragón, tanto de la provincia de Teruel como de Zaragoza, producen un aceite singular, de gran calidad.
Sus milenarios olivos son los más antiguos de España y nos hablan de la larga tradición del aceite en esta zona, que cuenta con Denominación de Origen propia.

Casi un 60% de las explotaciones son familiares, ya que era un cultivo tradicional que se asociaba con el del almendro o el cereal.
El clima mediterráneo y los terrenos calizos, profundos y frescos de esta comarca son muy propicios para el cultivo del olivo.

La variedad autóctona es la aceituna empeltre, con un tono negro azabache, que participa en la elaboración de aceites en una proporción mínima del 80%.
Su temprana fructificación hace que la recolección comience la primera semana de noviembre y se alague hasta la primera de diciembre. Se utiliza la técnica del vareo, sistema tradicional que consiste en sacudir las ramas para que caigan las aceitunas y llevarlas a las almazaras.

Este aceite se caracteriza por su color amarillo limpio, su sabor suave, agradable en boca y una textura fluida. Son aceites perfectos para aliñar ensaladas, frutos secos y pescados. También se puede añadir un chorrito a cremas, sopas o purés.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a cuidateycomesano. 
© Cuidateycomesano, Madrid 2016. Aviso Legal