La celebración del Día Mundial del Reciclaje, el día 17 de mayo, tiene como objetivo concienciar a la población sobre la utilidad de esta herramienta en la mejora del Medio Ambiente.

En el proceso de reciclaje los productos ya utilizados, en vez de desecharlos, se procesan con el fin de reutilizarlos. Con ello se logra evitar el impacto medioambiental derivado del consumo.

Para conseguirlo, debemos conocer los medios a nuestro alcance para colaborar en este fin que nos beneficia a todos.

Tenemos varios contenedores: el amarillo (botellas y envases de plástico), azul (papel y cartón), verde (vidrio), verde o gris para el resto de basura y el marrón, de reciente implantación en varias comunidades (Cataluña, País Vasco, La Rioja o Murcia), para materia orgánica o biorresiduos. En este nuevo contenedor podemos reciclar restos de comida (de origen vegetal no cocinado, huesos, cáscaras, restos de pescado…), servilletas, hueveras, tapones de corcho…. Es importante utilizar bolsas desechables en este contenedor, biodegradables, que se reciclan conjuntamente con los residuos. Los residuos de este contenedor se llevan a plantas de biometanización, donde se obtiene biogas o se emplea para producir compost, un abono muy fértil.

Por tanto, con el reciclaje de residuos contribuimos a reducir la basura que llega a los vertederos, a la emisión de dióxido de carbono (CO2) y, al mismo tiempo, producimos energía renovable.

Ecoembes, la organización que cuida del Medio Ambiente a través del reciclaje y el ecodiseño de los envases en España, hace una serie de recomendaciones:

– Compra productos cuyos envases sean respetuosos con el Medio Ambiente.

– Haz del reciclaje un juego para que aprendan los más pequeños.

– Pliega las cajas de cartón para ahorrar espacio y no las dejes nunca fuera del contenedor.

– Las latas de conserva y refrescos van al contenedor amarillo.

– Reutiliza las bolsas de plástico.

– Usa los puntos limpios para depositar residuos especiales: aparatos eléctricos y electrónicos, bombillas, baterías, radiografías, restos de pintura…

-Nunca tires el aceite usado por el fregadero, llévalo al punto limpio.

-Separa en casa los residuos para reciclar después.

En 2014, gracias a la colaboración de todos, se reciclaron 1,3 millones de toneladas de envases de plástico (contenedor amarillo) y envases de cartón y papel (contenedor azul), demostrando la creciente preocupación de la sociedad  y su compromiso en la preservación del Medio Ambiente.

 

 

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con este vínculo, mencionando como fuente a cuidateycomesano. 

© Cuidateycomesano, Madrid 2015. Aviso Legal