El chicharro o jurel es un pescado azul de agua salada de color azul verdoso y de carne tersa y muy sabrosa.

De ser regalado en las lonjas paso a revalorizarse en los años 80. Anteriormente, su abundancia traía aparejada una baja cotización, llegándose a considerar de escaso valor, por lo que frecuentemente se tiraba al mar o se malvendía para fabricar harina.

“El chicharro es un pescado saludable, con un sabor delicioso y muy asequible.”

Aunque su gran cantidad de espinas puede desanimar a alguno, es una fuente de salud muy aconsejable para incorporar a nuestra dieta. No sólo es un pescado con un sabor delicioso sino que también es muy asequible, sobre todo si lo adquirimos en temporada, desde el otoño hasta el mes de abril. Su carne es más jugosa en estos meses fríos.

Es un pescado que vive a 200-300 metros de profundidad, de cuerpo alargado y  ojos y boca grandes en relación a su cabeza. Los ejemplares más grandes se encuentran mar adentro, mientras los más jóvenes están a resguardo en bahías y muelles. Cuenta con un pequeño aguijón delante de la aleta dorsal y sus escamas son pequeñas y redondeadas.

El chicharro que más se consume en España es el jurel blanco o del Mediterráneo. Dependiendo de su tamaño también se le denomina chicharrón o chicharrilla.

Elaboración

Es un pescado graso que se puede comprar fresco, congelado, ahumado o en conserva, lo que posibilita su empleo en gran variedad de platos y recetas. Por lo general se prepara asado, a la plancha o frito, en cualquiera de estos modos resulta delicioso, ya que su carne compacta tiene un sabor muy marcado. Se suele servir acompañado de un refrito de ajos, con una guarnición de patatas panaderas, tomates, pimientos asados, o pisto. El aliño más común es un chorro de jugo de limón o una vinagreta elaborada con vinagre, ajo, aceite de oliva y perejil. Los chicharros más apreciados para freír son los de menor tamaño, también conocidos como chicharrines, enharinados, mientras que los de mayor tamaño o chicharrones se prefieren para asar.

Beneficios nutricionales

Junto al salmón y la sardina, es el pescado más rico en ácidos grasos omega-3, muy recomendables para disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos. Asimismo, reducen el riesgo de enfermedades del corazón.

Además, es una fuente de proteínas de alto valor biológico y contienen vitaminas del grupo B, A y D. En relación con la composición mineral, destaca la presencia de magnesio, si bien esta cantidad es similar a la presente en la mayoría de pescados, hierro y yodo.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a cuidateycomesano. 
© Cuidateycomesano, Madrid 2018. Aviso Legal