El guirlache es uno de los dulces navideños más típicos de Aragón que ya se consume durante todo el año. Hecho de almendras, enteras o troceadas, y caramelo solidificado, elaborado con miel o azúcar, se suele presentar en barritas finas o en tabletas de turrón. También existen otras variedades como el guirlache de nueces o cacahuetes.

La palabra guirlache proviene del origen francés “grillage” y se refiere a algo tostado, en este caso almendras.Su origen se remonta a la Edad Media en la antigua corona de Aragón (Aragón, Cataluña y Valencia), cuando los árabes estaban asentados en esta zona, y fue popularizado posteriormente por los franceses en el siglo XIX.

El guirlache presenta gran contenido de grasas insaturadas y proteínas vegetales, proveniente de las almendras. Sin embargo, su aportación hipercalórica es muy alta, por las grasas, el azúcar y la escasa cantidad de agua, por lo que su consumo debe ser moderado. Se desaconseja en caso de padecer diabetes, estreñimiento u obesidad.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a cuidateycomesano. 
© Cuidateycomesano, Madrid 2017. Aviso Legal