Hortaliza de la familia de las cucurbitáceas, es originaria de las regiones tropicales del sur de Asia. Posteriormente, los griegos y los romanos la introdujeron en Europa. Necesita un clima templado para desarrollarse en óptimas condiciones y, hoy en día, es la cuarta hortaliza más cultivada del mundo.

El pepino, con la piel fina de color verde y pulpa blanca, es un ingrediente excelente, crudo y al natural, en ensaladas y platos fríos.

Se conserva bien en el frigorífico, aproximadamente durante una semana, y no es recomendable su congelación, ya que se ablanda. Para evitar que sea indigesto se recomienda cortarlo en rodajas e incluso suprimir la sal y el vinagre para mejorar la digestión.

Por otra parte, si se comen con piel el contenido nutricional es mayor, sobre todo fibra y vitamina A. Es un alimento rico en agua y potasio y pobre en sodio, con una gran cantidad de vitaminas y numerosas propiedades terapéuticas.

Es un perfecto aliado en las dietas, por su alto contenido en fibra y escaso índice de hidratos de carbono. Asimismo, la gran cantidad de fibra aporta asimismo propiedades laxantes, mejora el estreñimiento y contribuye a reducir el colesterol.

También es muy beneficioso para las enfermedades cutáneas por su alto contenido en silicio que dota de elasticidad a las células. La gran cantidad de minerales que contiene, como el potasio y el fósforo, no sólo es bueno para la piel sino también para el cabello y las uñas. Por último, no hay que olvidar que posee propiedades diuréticas.

© Cuidateycomesano, Madrid 2014. Aviso Legal