Con la llegada del otoño se incrementan los problemas de salud asociados a los primeros fríos que atacan  y debilitan nuestro sistema inmunológico. Combatir gripes y resfriados está a nuestro alcance con una alimentación saludable, rica en frutas y verduras, con vitaminas  y minerales, y baja en grasas malas y azúcares.

“Con las frutas de temporada de otoño reforzarás tu sistema inmunológico”

El consumo de frutas variadas no sólo refuerza nuestras defensas sino que garantiza un consumo suficiente de micronutrientes, fibra y otras sustancias no nutrientes esenciales. Así, los organismos internacionales recomiendan un consumo mínimo de 400 g diarios de frutas y verduras con el fin de prevenir enfermedades crónicas.

Las frutas de temporada tienen un mayor valor nutricional y son, además, más baratas. Con su consumo ayudamos al mantenimiento de la agricultura tradicional y local.

Estas son algunas de ellas:

  • Cítricos. Aunque están presentes durante todo el año, es ahora, a medida que avanza el frío, cuando se vuelven más dulces y sabrosas. También son temporada para otros cítricos como la mandarina o el pomelo.
  • Manzanas. Es la fruta reina del otoño, en un punto de maduración óptimo, con diferentes variedades, sustituyen a los frutos del verano. Es un fruta que se utiliza tanto en platos dulces como salados.
  • Castañas. Ricas en vitaminas, minerales e hidratos de carbono.
  • Higos. Contienen gran cantidad de vitaminas del grupo B y minerales como el calcio y hierro. Además, tienen un gran aporte energético muy útil contra la astenia otoñal.
  • Aguacate. Destaca su aporte de grasas beneficiosas de origen vegetal.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con este vínculo, mencionando como fuente a cuidateycomesano. 

© Cuidateycomesano, Madrid 2016. Aviso Legal