La gran calidad de las legumbres producidas en la comarca de Barco de Ávila-Piedrahita, sobre todo de las judías, han hecho que esta zona sea muy conocida.

Estas judías, que alcanzan un gran tamaño, son de una calidad excepcional, con una textura mantecosa, piel fina y un sabor característico. La comarca donde se cultivan tradicionalmente reúne una serie de particularidades que la hacen única. Se trata de terrenos situados en la sierra de Gredos, una zona montañosa, con grandes cambios de altitud (600-1200 m.), atravesada por los ríos Tormes y Aravalle. El clima es continental extremo, con una media de temperatura de 11º. Como hace siglos, se cultivan en pequeños huertos de las localidades de esta comarca, en terrazas, protegidas de los vientos fríos. Se cosechan al final del verano, en el mes de septiembre, mayoritariamente de forma manual, vaina a vaina, sin arrancar la planta.

Las variedades de estas judías son: blanca redonda, de riñón, morada larga, morada redonda, arrocina, planchada y judión de barco.

El cocido es el plato estrella de la gastronomía de la comarca con las judías como principal ingrediente, acompañadas de chorizo, morcilla y panceta. Es una legumbre muy versátil que combina con un gran número de ingredientes. Para una mejor conservación se recomiendan lugares secos y frescos, con una temperatura inferior a los 18º. El cajón de frutas y verduras de los frigoríficos es otro sitio idóneo para almacenarlas.

La peculiaridad y gran calidad de esta legumbre le valió el segundo Consejo de Denominación Específica más antiguo de España, en 1989, y la primera reconocida con la “Indicación Geográfica Protegida”, logrado en 1996.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a cuidateycomesano. 
© Cuidateycomesano, Madrid 2018. Aviso Legal