Con este nombre se conoce a una variedad de judía de gran tamaño que se cultiva en la localidad segoviana de La Granja de San Ildefonso.

Se cree que fue traída de América y cultivada en esta localidad a comienzos del siglo XVIII. Parece ser que fue introducida por jardineros franceses en el Real Sitio de La Granja y tenía una finalidad ornamental. También se empleaba para alimentar a los faisanes del palacio, posteriormente se utilizó como forraje para los caballos y, ya más tarde, como alimento humano.

“El judión de La Granja es una legumbre de gran calidad, sabor delicado, tierna y de textura mantecosa.”

Aunque en un principio eran de color oscuro, se han ido aclarando a lo largo de los siglos hasta alcanzar el color blanco actual. De gran tamaño y forma arriñonada y aplastada, es una legumbre de gran calidad, sabor delicado, tierna y de textura mantecosa.

Su zona de cultivo se encuentra en el municipio de La Granja de San Ildefonso, en plena sierra del Guadarrama, y localidades próximas. El microclima y la singularidad de la composición de los suelos hacen de esta zona el lugar idóneo para su producción. El periodo de cultivo varía de 90 a 150 días aproximadamente.

Los estofados y cocidos tradicionales que tienen a esta legumbre como ingrediente principal se elaboran en ollas de barro.

En la actualidad, coincidiendo con la celebración de las fiestas en honor de San Luis a finales de agosto en La Granja, se ofrece una gran judiada popular donde se degusta este fabuloso plato típico granjeño.

La peculiaridad y gran calidad de esta legumbre le valió el reconocimiento de “Indicación Geográfica Protegida”.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con este vínculo, mencionando como fuente a cuidateycomesano. 

© Cuidateycomesano, Madrid 2019. Aviso Legal