La coliflor es una variedad de col muy popular y saludable que se puede adquirir durante todo el año a un precio asequible.

Su diámetro puede alcanzar los 30 cm y pesar 2 kg. La masa o parte central es blanca, verde o violeta, y su textura compacta. La cubierta exterior de hojas verdes impide el paso del sol y, por tanto, el desarrollo de la clorofila, dándole ese color blanco característico.

Aunque los romanos popularizaron su consumo y producción, su origen está en el Mediterráneo oriental, en Asia Menor. Su aspecto era más parecido a una col rizada que la actual.

Considerada la col más exquisita, se ha adaptado a todo tipo de climas. Se planta a finales de primavera, mayo o junio, y se trasplanta entre julio y agosto, que es cuando necesita más agua para alcanzar su óptimo desarrollo. Así, su mejor momento para el consumo es entre septiembre y enero.

Las mejores coliflores son las que conservan las hojas verdes, que las protegen. Además, deberán estar apretadas, firmes y sin mancha alguna. Se limpian en agua con un chorrito de vinagre, separando los cogollos.

Aunque se puede comer cruda, cuando está tierna, en ensalada, lo más habitual es cocinarla: al vapor, estofada, gratinada, hervida… Con un sabor suave, casi dulzón, es una verdura muy versátil, combinando muy bien con las patatas, los huevos y el queso. Acompaña muy bien a otros platos como las legumbres o el arroz, o como ingrediente de una menestra. Se recomienda para suavizar su olor durante la cocción añadir una patata o una manzana y no tapar la cazuela para que no afecte a su sabor. No hay que cocinarla en exceso porque pierde sus vitaminas.

Valor nutricional

  • Muy rica en agua, su bajo contenido en hidratos de carbono, proteínas y prácticamente nada de grasa, hace que su aporte calórico sea escaso.
  • Destaca como fuente de vitaminas C, del grupo B y antioxidantes.
  • De entre los minerales sobresale su aporte en potasio y fósforo. En menor cantidad  hierro, magnesio y calcio.
  • Debido a el gran porcentaje de fibra que incluye, su consumo proporciona una sensación de saciedad, lo que la hace muy aconsejable para dietas.
  • Es diurética y depurativa, eliminando el exceso de líquidos.
  • Reduce las tasas de colesterol en sangre.

 

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a cuidateycomesano. 
© Cuidateycomesano, Madrid 2018. Aviso Legal