La naranja es un cítrico de gran consumo. Es la fruta típica de los países mediterráneos. Existen distintas variedades, como la mediterránea, navelina o sanguina.

Los cítricos son conocidos por su excelente aporte vitamínico. Son ricos en vitamina C Basta una naranja para cubrir las necesidades diarias de esta vitamina antioxidante.

Además, equilibra el organismo de aquellas personas que consumen alimentos acidificantes (carnes, pescados y mariscos, legumbre), porque tiene acción alcalinizante, liberando compuestos básicos. La naranja es rica en azúcares de absorción rápida pero la pueden tomar los diabéticos por su bajo índice glucémico, mientras que resulta excelente para los que realizan actividades deportivas al aire libre.

Por todo ello, debería figurar en la dieta de todos, al menos el zumo mañanero, y sobre todo de niños y adolescentes en pleno crecimiento por su aporte de vitaminas y minerales, mujeres gestantes, personas mayores.