Con la llegada del mes de octubre y el comienzo de la estación otoñal aparecen nuevos productos de temporada como las setas, muy consideradas en nuestra gastronomía.

Con una gran variedad de formas, colores y aromas, ahora es la época de su recolección en los rincones del sotobosque. Empiezan a aparecer con las primeras tormentas del otoño, la creciente humedad y el manto de materia orgánica que se forma con la descomposición de las hojas caídas de los árboles que pueblan los bosques. Las heladas tempranas son su único enemigo.

Las setas son muy saludables y se pueden preparar de múltiples maneras ya que se prestan a numerosas posibilidades culinarias, formando parte de infinidad de platos: setas a la plancha, a la brasa, al vapor, salteadas, en guisos, ensalada, estofados, con arroz, con pasta…. Añaden a carnes y vegetales con sus aromas y sabores un sello particular, convirtiendo platos anodinos en auténticas delicias.

Con un bajo contenido calórico, 20 calorías cada 100 gramos, tiene un gran proporción de agua. Su escaso aporte energético las hace muy recomendables para dietas. Son ricas en vitamina D que proviene de una sustancia llamada ergosterol, que estimula la actividad nerviosa y cerebral. También proporcionan vitamina B y abundantes minerales como el yodo, potasio y fósforo.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a cuidateycomesano.

© Cuidateycomesano, Madrid 2014. Aviso Legal