Con la Semana Santa llegan las vacaciones y, en muchos hogares, los menús propios de estas fechas, producto de tradiciones religiosas y culturales muy arraigadas. En Cuaresma, y especialmente en Semana Santa, llegan los días de vigilia y abstinencia, por lo que pescados y verduras pasarán a forma parte principal de las comidas: potaje de vigilia, garbanzos con bacalao,  bacalao con patatas, sopas de ajo (en el norte de España)…

Como compensación a este ayuno, hay una serie de postres deliciosos: arroz con leche, pestiños, monas de Pascua en Cataluña y, sobre todo, las torrijas que nos retrotraen a nuestra infancia. Dulce típico de estas fechas tienen un origen muy sencillo: pan duro (de varios días) cortado en rebanadas empapado en leche o vino y posteriormente sumergido en huevo. Se fríen en aceite o mantequilla por ambos lados y se endulzan con canela, azúcar, miel, almíbar o algún licor.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con este vínculo (link del post acortado, tinypost), mencionando como fuente a cuidateycomesano. 

© Cuidateycomesano, Madrid 2014. Aviso Legal