Con el mensaje “Legumbres: tu opción saludable todo el año” se celebra el 28 de mayo el Día Nacional de la Nutrición. Es una iniciativa de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) en colaboración con la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN).

Tras la celebración en 2016 del Año Internacional de las Legumbres por parte de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) se vuelve a destacar la gran importancia de este alimento en la salud.

En la actualidad en nuestro país el consumo de legumbres se sitúa por debajo de las cantidades recomendables, 3,1 kilogramos por habitante y año. Ha descendido más de un 60% en las últimas décadas. Por esta razón, organismos nacionales e internacionales recomiendan que se incluyan en la dieta diaria al menos tres veces por semana.

Las legumbres, semilla de las plantas de la familia de las leguminosas, forman parte de la alimentación del hombre desde hace milenios, junto a los cereales y a algunas frutas. Es un alimento saciante, a la vez que económico. Se conocían como “la carne del pobre”, frente al consumo de carne animal, símbolo de riqueza.

Aunque requieren un tiempo largo de cocción, en la actualidad se pueden adquirir envasadas, con largos periodos de conservación. Forman parte tanto de la cocina tradicional como de la de vanguardia, ya que son muy versátiles: cocidos, el plato más popular, guisos, purés, ensaladas, guarniciones, aperitivos o postres, etc.

Beneficios nutricionales

Se caracterizan por su alto contenido proteico, el más elevado de origen vegetal, y de fibra. Con un bajo aporte calórico, carecen de colesterol y son muy aconsejables para personas con enfermedades cardiovasculares. Presentan niveles adecuados de minerales, hierro, zinc y calcio, así como vitaminas del grupo B. Además, regulan la función intestinal y las hormonas digestivas. Por su bajo contenido en grasas son muy recomendables para mantener el peso.

España cuenta con diez legumbres de calidad diferenciada, de elevada calidad nutricional y propiedades organolépticas singulares (Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas Protegidas): Fesols de Santa Pau, la Mongeta de Ganxet, Alubia de La Bañeza-León, Faba Asturiana, Faba de Lourenzá, Garbanzo de Escacena, Garbanzo de Fuentesaúco, Judías de Barco de Ávila, Lenteja de Armuña y Lenteja de Tierra de Campos.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a cuidateycomesano. 
© Cuidateycomesano, Madrid 2018. Aviso Legal