Los niños y adolescentes de entre 9 y 17 años que se encuentran dentro de un patrón de vida saludable llevan una alimentación más cercana a la Dieta Mediterránea. Ésta es una de las conclusiones del estudio ‘Patrones de hábitos alimentarios, estilos de vida y sobrepeso en niños y adolescentes españoles en el estudio científico ANIBES’, que se ha publicado recientemente en la revista científica Nutrients.

El estudio, llevado a cabo por la Fundación Española de la Nutrición (FEN) junto con un comité científico de expertos, se ha centrado en la identificación de patrones de estilos de vida y patrones alimentarios en la población menor de edad (9 a 17 años) que ha participado en el estudio científico ANIBES (Antropometría, Ingesta y Balance Energético en España).

En este sentido, se han podido identificar cuatro patrones diferentes de alimentación, entre los que destaca el patrón ‘mediterráneo’, por su cercanía a la dieta mediterránea tradicional. “Se caracteriza por el protagonismo de verduras, aceite de oliva, pescados, frutas, yogur, leches fermentadas y agua, y una ingesta menor de otros alimentos y bebidas, carnes procesadas, salsas, bollerías, bebidas azucaradas y suplementos alimenticios”, explica la Dra.

“El estudio científico ANIBES (“Antropometría, Ingesta, y Balance Energético en España”) se centra en la identificación de patrones de estilos de vida y patrones alimentarios en la población menor de edad que ha participado en el mismo.”

Carmen Pérez-Rodrigo, presidenta de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC), que se ha encargado de dirigir esta parte del trabajo dentro del estudio científico ANIBES.

“También se han identificado otros patrones como el denominado ‘bocadillos’, caracterizado por un alto aporte de pan, carnes procesadas y queso; el patrón ‘pasta’, centrado en una alta ingesta de pasta, salsas y aderezos, así como productos de bollería, pero con bajo consumo de legumbres”, continúa comentando la Dra. Pérez-Rodrigo. “Por último, existe otro patrón de alimentación denominado ‘leche y alimentos azucarados’, caracterizado por su alto aporte de leche, azúcar, alimentos azucarados y suplementos alimenticios”.

Patrones de estilos de vida saludable

Este trabajo científico muestra también dos patrones de estilos de vida tras el análisis de hábitos de alimentación, actividad física, comportamientos sedentarios y horas de sueño. De esta forma, se ha identificado un patrón de estilo de vida saludable (caracterizado por altos índices de actividad física, una escasa actividad sedentaria, una alimentación saludable y una duración del sueño adecuada), y un patrón de estilo de vida poco saludable, caracterizado por una baja actividad física y una alimentación menos adecuada. En este patrón se incluye una alta proporción (32% del total de individuos) de población femenina de entre 9 y 17 años.

 

Fuente: Discapnet

Fotografía: Discapnet

http://www.discapnet.es/Castellano/Actualidad/linea_social/los-ninhos-y-adolescentes-con-habitos-de-vida-saludables-siguen-un-patron-de-dieta-mas-cercano-al-mediterraneo.aspx