Sabrosas, jugosas, aromáticas y saludables, así son las peras riojanas de Rincón de Soto. Se caracterizan por alcanzar un mayor tamaño y tener un grado de azúcar superior a las producidas en zonas limítrofes.

Su forma más alargada, su textura, aroma y acidez las hace singulares. Además, se distinguen por su color verde intenso y la herrumbre superficial, russeting, provocada por la evaporación de la humedad provocada por las frecuentes nieblas.

Las peras de Rincón del Soto se cultivan desde el siglo XVII en varios municipios de La Rioja Baja, colindantes con la provincia de Navarra. Son zonas llanas, emplazadas en las terrazas de los ríos Ebro, Cidacos y Alhama, bien ventiladas, húmedas y permeables

“Sabrosas, jugosas, aromáticas y saludables, las peras de Rincón de Soto se caracterizan por alcanzar un mayor tamaño y tener un grado de azúcar superior a las producidas en zonas limítrofes.”

A la singularidad de estas tierras se une un microclima que dota a esta fruta de unas características muy especiales. Temperaturas medias diurnas altas, sin contrastes acusados con las nocturnas, y ausencia de heladas primaverales permiten un rápido crecimiento de la fruta.

Todo el proceso de cultivo se realiza de forma tradicional, tanto los aclareos y podas de los árboles como la recolección que tiene lugar a finales del verano. Es un técnico quien decide el momento adecuado, teniendo en cuenta el tamaño, el color, la dureza y la resistencia al arranque del fruto, y eligiendo sólo aquellos ejemplares libres de manchas o deformaciones. Se realiza manualmente y en dos pasadas, cogiendo el fruto de la base y tirando hacia arriba para permitir que el pedúnculo salga entero.

Las peras de Rincón de Soto fueron las primeras en obtener la Denominación de Origen, en el año 2002, para el consumo en fresco tanto para la variedad Blanquilla como Conferencia. Con 876 hectáreas cultivadas en 2015, la calidad de esta fruta hace que año a año se vaya incrementando su cuota de mercado y, de hecho, actualmente es la Denominación de peras más vendida en España.

Refrescantes por su alto contenido en agua, son apropiadas para dietas por las pocas calorías que contienen y su efecto saciante. Sus propiedades antioxidantes refuerzan el sistema inmunológico y, además, contienen vitaminas A, B, C, D y E. Su consumo contribuye a la depuración del organismo, reduciendo los niveles de colesterol y ayudando al buen funcionamiento de riñones y aparato digestivo.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a cuidateycomesano. 
© Cuidateycomesano, Madrid 2016. Aviso Legal