Sukalki significa guisado o guiso y viene de la palabra sukalde, cocina o fogón, traduciéndose literalmente por “hecho en el fuego”.

Este plato es protagonista de un gran número de concursos gastronómicos en numerosas localidades del País Vasco con motivo de las fiestas patronales durante los meses de verano, asociándose a la fiesta, a la mesa compartida. Las cuadrillas lo cocinan al aire libre en campas, plazas o frontones con leña u hornillos de gas.

Uno de los concursos más prestigiosos y con mayor raigambre, desde el año 1964, es el que tiene lugar en Mungia, Bizkaia, localidad en la que se celebran tradicionalmente ferias de ganado.

También, es uno de los platos principales en comidas y cenas de los txokos y sociedades gastronómicas.

El sukalki es un guiso de ternera con patatas y verduras que,  a pesar de su simpleza, tiene numerosas versiones. Es habitualmente plato único por su alto contenido energético. El aporte de proteínas de la carne y de hidratos de carbono de la patata se equilibra con las verduras que se emplean en su elaboración.

La carne más utilizada tradicionalmente es el zancarrón, aunque también se emplea falda, aguja y carrillera, variando cada una de ellas la textura y el sabor final del guiso. Además de las patatas, se añaden otras verduras como ingredientes:  cebollas, pimiento verde picado, zanahoria y un ingrediente habitual de la cocina vasca: la carne del pimiento choricero. No hay que olvidar tampoco el vino blanco para rehogar la carne.

En definitiva, la materia prima y la paciencia, varias horas de cocción a fuego lento, son los dos elementos fundamentales en su elaboración.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con este vínculo, mencionando como fuente a cuidateycomesano. © Cuidateycomesano, Madrid 2016. Aviso Legal