Las elevadas temperaturas ambientales, el aumento del consumo de alimentos sin tratamiento térmico (en crudo) y la falta de mantenimiento de temperatura en el transporte de platos (por ejemplo, cuando llevamos la comida a la playa) pueden favorecer la aparición de molestas gastroenteritis.

Causas

Los alimentos (especialmente en crudo) contienen microorganismos (en mayor proporción bacterias, aunque también pueden contener virus, mohos y levaduras o incluso parásitos, como el conocido anisakis del pescado).

Algunos microorganismos de los alimentos pueden ser patógenos, es decir, pueden transmitir enfermedades a las personas que los ingieren.

Frecuentemente, los síntomas son de tipo gastroenteritis: malestar digestivo, náuseas, vómitos, diarreas, fiebre…que en algunas ocasiones pueden llegar a complicarse.

Las bacterias son seres vivos y pueden crecer en condiciones adecuadas, es decir, si disponen de agua, nutrientes -por eso los alimentos resultan el medio ideal para que puedan vivir y desarrollarse “a sus anchas”- y la temperatura ambiental adecuada.

Aunque, en general, las bacterias son capaces de multiplicarse en el rango que se sitúa aproximadamente entre los 8 y los 60ºC, las temperaturas preferidas para las bacterias son aquellas similares a las del cuerpo humano (30-40ºC), donde se pueden desarrollar con mayor rapidez.

Las temperaturas de refrigeración (por debajo de los 8ºC) o congelación (por debajo de los -18ºC) disminuyen o paralizan, respectivamente, el crecimiento de los microbios, y aunque no los eliminan, este crecimiento ralentizado permite conservar los alimentos durante más tiempo.

El tratamiento térmico (cocinado) elimina los microorganismos, siempre que éste sea completo y suficiente (unos 70ºC en el centro del producto).

Es difícil identificar qué tipo de microorganismo nos puede causar la toxiinfección alimentaria, pero es fácil prevenir tomando precauciones en la higiene, conservación y limpieza de los alimentos que consumimos diariamente.

 

Laura González

Dietista de Gastronomía Baska

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a cuidateycomesano. 

© Cuidateycomesano, Madrid 2014. Aviso Legal