Las barbacoas no pasan de moda, y año tras año, con la llegada de las vacaciones estivales, se convierten en uno de los planes estrella para disfrutar de un día en buena compañía en el jardín o la naturaleza.

La barbacoa vegetariana ya es una realidad, y es que ya es posible disfrutar de este plan sin comer carne. Cada día son más las personas que deciden abstenerse de incluir en su dieta la carne de animal, y con ellas las adaptaciones de recetas de toda la vida.

¿Quién dijo que las brochetas solo pueden ser de carne? El tofu o el seitán son probablemente las proteínas más utilizadas por quienes renuncian a la carne, y en este caso son una gran alternativa a la ternera o el pollo que se utiliza habitualmente en las brochetas. Casan a la perfección con las mismas verduras que acompañan a la carne en las brochetas tradicionales, aunque también quedan muy bien en brochetas con un toque tropical como piña o frutas cítricas.

“La parrilla representa también una gran aliada para las verduras, dando siempre un toque mediterráneo a cualquier vegetal cocinado en su parrilla.”

La parrilla representa también una gran aliada para las verduras, dando siempre un toque mediterráneo a cualquier vegetal cocinado en su parrilla. En toda barbacoa que se precie se incluye tomate en rodajas a la hamburguesa. En el caso de la barbacoa vegetariana, no es necesario modificar en exceso la cesta de la compra, podemos aprovechar este elemento ya incluido en la cesta de la comprar para preparar unos fantásticos tomates a la Provenza. Basta con aderezar el tomate previamente laminado con un poco de ajo, perejil, pan rallado, pimienta, sal y un poco de aceite. Los carnívoros caerán rendidos también ante esta receta.

Entre pan y pan

La gran protagonista de todas las barbacoas es sin duda la hamburguesa. Como plato fuerte enmarcado entre pan y pan, este plato es el momento culmen de toda parrilla que se precie. Y en una barbacoa vegetariana no podía ser menos. Para no renunciar al placer de terminar la barbacoa chupándose los dedos, los vegetarianos lo tienen ahora muy fácil, ya que se pueden encontrar en cualquier charcutería o supermercado hamburguesas vegetarianas muy sabrosas.

Espinacas, hongos o calabaza son algunas de las opciones más populares, que junto con la quinoa o el seitán, conforman una hamburguesa que nada tiene que envidiar a la elaborada con carne picada. Eso sí, se debe tener cuidado con no cocinarla demasiado, ya que se hace más rápido que la carne y si la dejamos el mismo tiempo corremos el tiempo de que quede seca. Al igual que la de ternera o pollo, queda perfecta con lechuga, tomate, queso, cebolla y salsa.

 

Fuente: El Diario Vasco. Guía Gastronomika

http://guiagastronomika.diariovasco.com/noticias/por-que-una-barbacoa-vegetariana-201606231725.php