Las coles de Bruselas o repollitos son una variedad de col de pequeño tamaño, propias de regiones templadas o frías. Con una altura de 30 a 70 centímetros, esta planta, considerada de invierno, se cosecha desde finales del verano hasta principios de la primavera según la variedad: las tempranas (antes de 150 días tras la siembra), las intermedias (de 150 a 180) y las tardías (más de 180 días). Las variedades también se clasifican por su tamaño, sabor y color.

Las coles de Bruselas son las yemas que se forman en racimos en la planta, pequeños repollos ovalados de color verde con hojas lisas de 2 a 5 cm. de diámetro,.

Popular verdura en el sur de los Países Bajos, de donde le vendría el nombre, su cultivo se extendió en el siglo XIX, ya que se aclimata muy bien al frío. Su consumo se generalizó en Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

Se pueden preparar hervidas, al vapor o fritas. El vapor conserva mejor las propiedades nutricionales, aunque al hervirlas se reduce más su sabor amargo. Se pueden enriquecer pasándolas por la plancha o salteándolas.
Para lograr que se hagan uniformemente y conseguir una textura uniforme y crujiente, se suele hacer en la parte inferior del vástago una cruz o una x antes de iniciar la cocción.

Por su sabor intenso, con un gusto amargo y un ligero toque dulzón, suelen acompañar carnes, embutidos, salchichas, tacos de jamón…Además de ser una inmejorable guarnición, son perfectas para incluir en una ensalada.
Su aspecto y su sabor dulce hacen que sean más fáciles de incluir en el menú infantil.

Hay que elegir a la hora de comprar los repollos de color verde intenso, compactos , redondos, apretados y pesados para su tamaño.

Se conservan en el frigorífico durante al menos una semana, sin lavar y dentro de una bolsa de plástico perforada. También se pueden congelar, escaldándolos previamente de 3 a 5 minutos, y conservarlos así hasta un año

Propiedades nutricionales

Es un alimento rico en fibra, lo que favorece la sensación de saciedad y el tránsito intestinal. Es una planta rica en vitamina C, vitaminas del grupo B y provitamina A. Además contiene ácido fólico, potasio, fósforo yodo, y, en menor proporción, zinc, sodio, calcio y  magnesio,

Están indicadas para mantener en buen estado nuestro sistema inmunológico, nos ayudan a mejorar el cansancio físico y mental y son muy recomendables para casos de anemia ferropéncia por su contenido en vitamina C y mineral de hierro. No son aconsejables para personas con problema digestivos.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a cuidateycomesano. 
© Cuidateycomesano, Madrid 2018. Aviso Legal