El aguacate contiene grasas saludables que aportan un gran número de beneficios a nuestro organismo. Es el fruto del árbol del mismo nombre. Tiene forma de pera, oval, y diferentes tamaños. El color de la piel varía del verde al púrpura oscuro y su pulpa es firme, verde amarillenta.

El nombre procede del idioma náhuatl, los antiguos aztecas se referían a esta fruta como ahuacatl. De hecho, hay evidencias de su consumo en ese país hace 10.000 años. Además de México, también es originario de Colombia y Venezuela, donde forma parte de la dieta diaria.

Principales variedades

  • Aguacate hass

La que más se comercializa. Forma ovalada y semilla no tan grande. Piel granulosa y fuerte. Cambia de verde a púrpura cuando madura. Pulpa cremosa.

  • Aguacate fuerte

Piel más suave, forma similar a la pera y de mayor tamaño que el hass. La piel se mantiene verde siempre y el interior también es verdoso.

  • Aguacate bacon

La variedad más temprana. Menos grasa que los anteriores y el hueso más grande. Su sabor no es tan potente.

Para saber si está maduro hay varias pistas: sacudirlo ligeramente a ver si el hueso interior se mueve o quitar el rabillo superior para ver si el orificio que queda es amarillento. Si se compra verde, es mejor dejarlo a temperatura ambiente para que madure. Se recomienda almacenarlos en sitios ventilados, sin exceso de calor, ya que es una fruta muy delicada.

El aguacate se corta en dos, girando las dos mitades alrededor de la semilla. La pulpa se puede sacar con una cuchara. Es importante envolver el aguacate en plástico film en la nevera una vez expuesto al aire, para evitar que se oxide.

Se consume untado en pan o tostadas, como ingrediente de ensaladas, guarnición y, por supuesto, en la elaboración del guacamole. También se puede preparar a la parrilla cuando aún no está maduro, en rodajas y sazonado con aceite, sal y pimiento molida, durante unos dos minutos por cada lado.

Beneficios nutricionales

Aunque es beneficioso para el organismo por su grasa saludable, hay que consumirlos con moderación por su gran aporte calórico, 300 calorías una pieza. Entre sus ventajas nos permite sentirnos saciados durante más tiempo gracias a su aporte de fibra.

Tiene propiedades antioxidantes y es rico en grasa vegetal, aporta vitaminas A, E y del grupo B, proteínas y minerales, como el potasio.

Nos aporta energía, por lo que es recomendable incluirlo en la dieta de los deportistas, y estabiliza el ritmo cardiaco. Además, ayuda a bajar el nivel de colesterol y mejora el sistema inmunitario.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a cuidateycomesano. 
© Cuidateycomesano, Madrid 2018. Aviso Legal