La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria ha presentado la nueva pirámide nutricional que introduce cambios sustanciales

La pirámide nutricional ha servido durante años como guía didáctica y visual de lo que es y lo que no es saludable y beneficioso para nuestra salud en cuanto a ignesta energética se refiere. Pero la comida no es el único factor a tener en cuenta a la hora de conseguir una vida equilibrada.

El presidente de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria , Javier Aranceta, ha presentado la nueva pirámide SENC 2015 en el curso de verano de la Universidad Complutense ‘Avances en nutrición y salud pública; a propósito del equilibrio en el balance energético’, celebrado en San Lorenzo de El Escorial, en Madrid.

Entre estas acciones se incluye el ejercicio físico, la estabilidad emocional, el balance energético y técnicas culinarias sanas. También se incorporan como conceptos novedosos la importancia de los alimentos de temporada y de cercanía, la sostenibilidad, la cocina doméstica, la importancia del etiquetado nutricional o disfrutar de la alimentación en compañía.

Más allá de los alimentos

En la base de la nueva pirámide se encuentran los consejos en relación al estilo de vida. Una forma saludable influye en un 40% en la forma de enfermar o de morir en los países desarrollados.

1. Actividad física: Según Aranceta, dar 10.000 pasos diarios, o lo que viene a ser lo mismo, caminar una hora al día, es lo que hay que dedicarle al deporte como mínimo.

2. Equilibrio emocional: Debemos evitar que los cambios de ánimo condicionen nuestras necesidades alimentarias. La ansiedad o el estrés pueden llevar al individuo a comer compulsivamente o comprar alimentos innecesarios. Por eso, es vital ‘la alimentación consciente’, es decir, dejar de lado el estado de ánimo a la hora de alimentarnos.

3. Balance energético: La relación entre las calorias consumidas y las calorías que se gastan por día es importante mantener equilibrada. En este equilibrio influyen factores como el tamaño de la ración, la frecuencia de consumo o la cronobiología: la importancia del momento para ingerir.

4. Técnicas culinarias saludables: Cómo cocinemos repercutirá en nuestra salud, por eso recomiendan evitar cocinar con frituras y, en cambio, utilizar aquellas cocciones al vapor o al horno y el mejor recipiente para guardar los alimentos es uno de cristal. En cuanto a las herramientas para manipular los alimentos, es aconsejable que sean de silicona o madera.

5. Beber agua: De media al día, las mujeres deben ingerir 2 litros y 2,5 los hombres, es decir, entre 4 y 6 vasos de agua y completar con otros líquidos.

Recomendaciones nutricionales

En la mitad de la pirámide se encuentran las recomendaciones nutricionales diarias como los hidratos de carbono (pan, pasta, arroz, legumbres, harinas) que ahora se recomiendan en su versión integral, mientras que las patatas, es preferible consumirlas hervidas o al vapor.

También se recomienda consumir frutas, 3-4 veces al día, y verduras y hortalizas, 2-3 veces al día. En total deben sumar un mínimo de cinco raciones al día, como se ha establecido años anteriores. Además, se recomienda el aceite de oliva virgen extra.

Los lácteos, preferiblemente semidesnatados o bajos en grasa, deben consumirse con una frecuencia de 2 a 3 porciones por día. Los huevos y frutos secos no más de 3 raciones, y las carnes blancas, como el pavo o el pollo y pescados como el atún y salmón, alternando uno cada día.

Consumo ocasional

En la cima de la nueva pirámide aquellos alimentos que deberían ser consumidos de manera ocasional como por ejemplo alimentos ricos en azúcar, grasas trans, bebidas alcóholicas y alimentos con gran cantidad de sodio. La carne roja, los embutidos o procesados también debemos consumirlos de manera moderada.

Corona la pirámide una bandera que hace alusión al consumo de suplementos nutricionales o alimentarios (suplementos de vitaminas, minerales, nutracéuticos o alimentos funcionales).

Fuente: El Diario Vasco

Fotogarafía: SENC, 2015

http://www.diariovasco.com/sociedad/salud/201508/13/piramide-nutricional-cambia-recomendaciones-20150813101925.html