Es importante prestar atención a la nutrición durante los exámenes con el fin de aumentar las posibilidades de éxito. El incremento del rendimiento y de la concentración suponen un estrés y una gran demanda física y psicológica que exigen una alimentación adecuada.

Algunos consejos:

– No saltarse ninguna ingesta. Es muy importante recibir todos los aporte energéticos, 5 ó 6 comidas diarias para corregir el desgaste de energía, puesto que al cerebro se le exige un mayor rendimiento.

– Hacer un descanso para comer. No sólo tomamos un respiro reparador sino que también aportamos regularmente dosis de energía al organismo.

– La importancia del desayuno. El desayuno es la comida más importante del día ya que nos tiene que dar la energía suficiente para arrancar la jornada (zumos, rebanadas de pan integral con aceite de oliva virgen, fiambre de pavo o jamón york, yogurt…). Después de toda la noche de ayuno, nuestros niveles de glucosa en sangre están muy bajos.

– Comidas ligeras. Las comidas no pueden ser muy copiosas para evitar el adormecimiento posterior a la ingesta.

– Cuidar la elaboración de las comidas. El cerebro, para un óptimo funcionamiento, necesita 40 sustancias diferentes que le tienen que ser aportados mediante una alimentación variada. Por esta razón, es importante preocuparse e invertir el tiempo necesario para evitar una dieta monótona que debilitará nuestro rendimiento físico y mental.

– Hacer hincapié en los glúcidos. Además de todos los macronutrientes, es recomendable la ingesta en cada comida de glúcidos, sobre todo los “lentos”, de bajo índice glucémico. Con ello, se mantiene constate los índices de azúcar en la sangre, evitando el agotamiento: pastas, legumbres, guisantes, cerezas, pomelos, manzanas, melocotones y yogures.

– No olvidar el pescado y los frutos secos. El pescado es importante por su aporte de omega 3 y los frutos secos por ser fuente de omega 6.

-Los complementos naturales no tienen un efecto inmediato (jalea real, levadura de cerveza…). Ayudan en pequeña cantidad a mejorar la memoria pero no tienen un efecto inmediato, deben tomarse un tiempo previo antes de los exámenes.

-Combatir la ansiedad. El arroz y la pasta ayudan a calmar el estado de ansiedad, los alimentos ricos en glúcidos y pobres en proteínas generan un aminoácido que se convierte en serotonina, que aminora la ansiedad.

-Dormir lo suficiente. Registra y fija los nuevos conocimientos adquiridos.

-Evitar la sustancias excitantes. Es mejor recurrir a los kiwi o a los cítricos, alimentos energéticos y con abundante vitamina C.

-Hacer deporte. Combate el estrés, ayuda a relajarse y aumenta la concentración.

© Cuidateycomesano, Madrid 2014. Aviso Legal