Itziar Landajo Chamorro es enfermera educadora en diabetes del hospital de Galdakao-Usansolo (Bizkaia) y habitual colaboradora de la Asociación Vizcaína de Diabetes desde hace 20 años, ayudando con información y asesoramiento a los enfermos de diabetes y familiares.

¿Qué es la diabetes? ¿Cuántos tipos hay?

La diabetes es una enfermedad crónica que se origina cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla con eficacia. La insulina es una hormona que se fabrica en el páncreas y que permite que la glucosa de los alimentos pase a las células del organismo, en donde se convierte en energía para que funcionen los músculos y los tejidos. Hay dos grupos principales de diabetes: tipo 1 y tipo 2.

La diabetes tipo 1, en la mayoría de los casos, es de origen autoinmune: el sistema ataca las células productoras de insulina. Aparece frecuentemente en niños y adolescentes y hay una escasa predisposición genética. Aproximadamente son un 10% de total de enfermos de diabetes.

En la diabetes tipo 2, el organismo produce insulina pero, o bien no es suficiente, o bien el organismo no responde a sus efectos, provocando una acumulación de glucosa en sangre. Aunque suele aparecer en personas mayores de 50 años, cada vez se diagnostica más en niños y adolescentes. En este tipo, la predisposición genética es muy importante.

¿Hay síntomas de la aparición de la diabetes?

En la diabetes tipo 1 los síntomas son más claros, mientras en la de tipo 2 es más difícil reconocerlos. En la de tipo 1 serían entre otros: sed anormal, sequedad de boca, micción frecuente, cansancio extremo, apetito constante y pérdida repentina de peso sin motivo aparente. En el tipo 2 pueden ser cualquiera de los anteriores y su diagnóstico es frecuentemente casual. Este tipo de diabéticos pueden llevar años sin saber de la enfermedad, manifestándose cuando las complicaciones se hacen patentes o por casualidad, por ejemplo en un chequeo rutinario. Por eso, es importante, si hay antecedentes familiares y aunque no haya síntomas, acudir regularmente al médico.

¿En los últimos años ha aumentado sensiblemente el número de enfermos de diabetes?

Con la cifras de enfermos que se esperan para el año 2030 se habla ya de pandemia de diabetes. Un estudio reciente “di@bet.es”, realizado por la Sociedad Española de Diabetes (SED) y la Federación Española de Diabetes (FED), concluye que el 13,8% de los españoles son diabéticos (6% lo desconoce) y que el 11,6% de los españoles está en riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. La de tipo 2, que antes se daba sobre todo en adultos, es cada vez es más común en niños y adolescentes.

Sin embargo, según la Federación Internacional de Diabetes, más del 70% de los casos se podrían llegar a prevenir o retrasar con un estilo de vida más saludable.

¿Qué papel juega la alimentación en el tratamiento y la prevención?

La alimentación es uno de los cuatro pilares en los que se sustenta el tratamiento. En los diabéticos tipo 1 es prioritario saber los carbohidratos que ingieren, responsables directos el nivel de glucosa en sangre.

En el tipo 2, la diabetes está frecuentemente asociada a otras patologías como la hipercolesterolemia, la hipertensión y la obesidad. Por esta razón, es importante, no solo controlar el consumo de colesterol (no más de 200 mgs/día) y grasas saturadas, sino también la ingesta de sal (no más de 3 g al día) y los carbohidratos o azúcares ingeridos. Es preciso disminuir el consumo calórico para bajar el peso y, con ello, la tensión. Es fundamental mantener un peso saludable.

¿Cuáles serían los otros tres pilares básicos en el tratamiento?

Además de una dieta saludable, el ejercicio, la medicación y la información. El ejercicio es beneficioso para perder peso y mejorar el colesterol bueno, potenciando la insulina, consumiendo la glucosa y fortaleciendo el sistema cardiovascular y la masa muscular. Es decir, el ejercicio tiene beneficios específicos para los enfermos de diabetes.

¿Es muy importante leer siempre las etiquetas de los alimentos?

Los diabéticos deben leer las etiquetas para saber la composición exacta de los alimentos. Los diabéticos tipo 2 tienen que mirar cuánta grasa tiene cada alimento y que parte del total corresponde a grasas saturadas (no más del 10%). Además, también necesitan saber cuánta sal y carbohidratos contienen. Los diabéticos tipo 1 deben saber sobre todo las grasas y carbohidratos por ración.

¿Requiere un aprendizaje?

En los tipo 1 es más sencillo el aprendizaje porque ya se diagnostican en la infancia o adolescencia. Sin embargo, en los tipo 2, con gente mayor, es más difícil. Para facilitarles recordar los alimentos que pueden o no tomar hay algunos trucos que se utilizan frecuentemente con los niños. Por ejemplo, se les dice que los carbohidratos están en los productos de la tierra y en la leche y derivados, que el colesterol está en las grasas de origen animal… afianzando de esta manera sus conocimientos. Los juegos de cartas, los alimentos de plástico y la preparación de bandejas son otros recursos asiduamente utilizados.

¿Qué precauciones debe tomar un diabético a la hora de cocinar los alimentos?

Los diabéticos tipo 1 son personas generalmente delgadas y no tienen tanto problema como los de tipo 2, que han de tomar más precauciones. Así, no deben utilizar mucho aceite (30 g, tres cucharadas soperas al día) porque es muy calórico y no ayuda a perder peso. Además, tienen que preparar los alimentos con técnicas más saludables, que exigen menos aceite: al horno, a la plancha….

¿Cuántas veces debe comer al día?

Los de tipo 1, con los tratamientos actuales, pueden comer tres veces al día sin problema alguno. Los de tipo 2, aunque hay muchos matices en cada tratamiento, deben fraccionar la comida en cinco o seis tomas para evitar llegar con mucho apetito a la ingesta siguiente. En definitiva, deben comer menos con el fin de corregir su propensión a engordar.

¿Luego la diabetes es una enfermedad más común y más fácil de controlar de lo que creemos?

Es más común de lo que creemos pero no es fácil de controlar. Según algunos autores, es una de las enfermedades crónicas de más difícil manejo, tanto para los profesionales como para las personas que la padecen. Hay muchos factores que influyen en el control.
Afecta cada vez a un mayor número de personas y es innegable que una alimentación sana ayuda en el manejo de la enfermedad. Un buen control de la diabetes te aleja de posibles complicaciones. Aconsejamos la dieta mediterránea, no menos de tres piezas de fruta al día, dos veces verdura, una de ellas cruda (ensaladas por ejemplo) porque al cocinarla pierde vitaminas y minerales. También es recomendable el consumo diario de lácteos, pan, cereales, carne, pescado, aceite de oliva y legumbres, al menos, tres veces a la semana. No hay que olvidar que es muy recomendable beber 4-5 vasos de agua al día. Por último, el consumo de carnes grasas, embutidos y bollería debe ser ocasional.

 

Asociación Vizcaína de Diabetes
C/Iparraguirre, 46, 1º, 1ª. 48009 Bilbao.
Teléfono: 94 444 66 06
Lunes-Jueves: 15:30-19:30; Viernes: 10:00-13:00.
Email: info@asvidia.org

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a cuidateycomesano. 
© Cuidateycomesano, Madrid 2015. Aviso Legal